domingo, 29 de julio de 2012

1: Introducción a los Objetos.

1: Introducción a los Objetos

Es comprensible que a los ordenadores no se les haya atribuido mucha importancia en sus inicios. Éstos resultaban poco productivos y era complicado el acceso a ellos, incluso no recomendable para las empresas.

Sin embargo, los tiempos han cambiado, tanto que nadie habría imaginado las características de las que se goza ahora.
Los ordenadores han dejado esa simplicidad de máquinas, y corresponden ahora a las herramientas más útiles. Son además un entrenamiento para nuestra mente. Interactuar con ellos puede ayudarnos a desarrollar grandes capacidades (pues si así lo deseamos, le daremos un buen uso).

El autor del libro (Bruce Eckel) considera a los ordenadores como medios de expresión. Y era de esperarse, ¿cierto? Pues claro. Estamos hablando de “lenguajes” de programación. Nos comenta además que, aquel movimiento de usar el ordenador como medio de expresión, se ve mucho más encarecido en los lenguajes POO.

POO: Programación Orientada a Objetos.
Si buscamos manuales, tutoriales, guías o cursos gratuitos por internet acerca de C++, encontraremos información ilimitada. El punto es que la gran mayoría de esa información se encuentra en inglés, y pues no todos dominamos a la perfección ese lenguaje como para leer los libros “de corrido”.

En lo personal, me tomé el trabajo de buscar las traducciones correspondientes para cada uno de esos buenos, grandes y clásicos libros de programación. Ante ello puedo decir que, no todos los libros se encuentran traducidos. Y, de los pocos que sí, no todas las traducciones son muy coherentes que digamos.
Pero la información abunda y hay que saber aprovecharla, como se dice.

El mayor porcentaje de los artículos de documentación (por lo menos, los que he podido observar), empiezan directamente mostrando código, acerca de cómo empezar a hacer nuestros primeros programas con C++. Y lo mismo se suele hacer con las guías de iniciación de cualquier otro lenguaje de programación, para ir familiarizando al usuario con el lenguaje. Sin embargo, este libro es diferente, tiene otra perspectiva.

Lo ideal, a consideración del autor, ha sido empezar por darnos una visión global de la POO. Sólo así podemos saber lo que estamos tratando. De todos modos, nos indica, que si lo deseamos, podemos saltarnos este capítulo para tratar directamente con el código básico y luego volver por la teoría (sabe, es consciente de lo emocionados y apresurados que estamos por conocer a profundidad C++).

Sin embargo, en lo personal, recomendaría no hacerlo. Preciso que es importante conocer los fundamentos primero. Todo a su debido tiempo.